Inicio del Tratamiento

En esta fase se realiza la desintoxicación de sustancias bajo una estrecha supervisión médica siempre garantizando la salud y seguridad del paciente. Se identifican y evalúan la dependencia a drogas y otras dificultades que pudieran aparecer; mediante entrevistas con el paciente, y las personas más cercanas a él, con el fin de elaborar un plan de tratamiento integral personalizado.

Durante la abstinencia del paciente, la enfermera lo monitorea las 24 horas del día, hasta que finalice este difícil proceso. De igual manera, durante este tiempo se crea una introducción en el paciente para que así pueda hacer conciencia de su enfermedad e inculcarle en si un deseo de cambio.

La abstinencia es el malestar físico causado por la falta de consumo, como por ejemplo: dolores de cabeza, náuseas, temblores, falta de sueño, dolores musculares; o malestar psicológico como el: nerviosismo, irritabilidad, ansiedad, etc.

Admisión

Evaluación médica y psicológica

Nuestro programa terapéutico se establece a partir de una Evaluación Diagnostica Inicial, la cual tiene una duración variable, según el tipo de caso. Se realizan de dos a cuatro entrevistas con el paciente (y su familia), a fin de determinar el tipo de estrategia terapéutica a utilizar. En esta primera etapa se evalúa si el perfil del paciente es abordable por la estructura asistencial.

  • Se recogen los datos clínicos fundamentales para formular un plan tratamiento residencial.
  • Se orienta al paciente hacia los procesos, exigencia y expectativas del programa de tratamiento.
  • Se realizan todos los exámenes de laboratorio, para conocer y evaluar su estado físico.
  • Se prioriza la localización de conductas de riesgo y gravedad del trastorno.
  • Diagnóstico del trastorno clínico según código CIE 10 de la OMS.
  • Diagnóstico del grupo primario de apoyo y del ambiente social.

Para aquellos familias que se acercan a solicitar información nuestro primer trabajo es ayudar a que exista una real demanda de tratamiento, sabiendo que muchos pacientes desde un comienzo no tienen una actitud o una motivación clara en este sentido.

Nuestro objetivo es orientar a las familias que se acerca a solicitar información, brindándole ayuda y asistencia, sabiendo que por lo general los menores afectados no tienen una actitud o motivación hacia su recuperación.

En la entrevista psicológica se tomarán datos importantes de las diferentes áreas vitales, los mismos que serán esquematizados en la historia clínica psicológica del paciente. Así como también se inicia la fase psico–diagnóstica. Evaluando los niveles de ansiedad, síntomas depresivos, estado psicológico y emocional en que se encuentra el paciente.

Terapia psicológica individual

Es el espacio que permite tratar la conflictiva intrapsíquica que subyace toda adicción. Está orientada a que el paciente adquiera en principio una conciencia de la enfermedad que lo situé como responsable de la problemática que padece y que por lo tanto lo incentive a buscar los medios de resolución de la misma.

Este espacio implica al menos una entrevista de 45 minutos a una hora, individual, 2 veces por semana.  La terapia Psicológica Individual estará a cargo de un Psicólogo o Psicóloga responsable.

Seguidamente se cita a las personas cercanas y/o familiares que sean requeridas con el objeto de:

  • Solicitar información general en relación al consumo de sustancias.
  • Recibir orientación en torno a preocupaciones relacionadas con algún miembro de su grupo familiar o de referencia.
  • Esclarecer dudas en relación a los riesgos y niveles de alarma a tener en cuenta en esta problemática.
  • Consultar en torno a los diferentes dispositivos terapéuticos a los que puede acceder.

Las terapias pueden ser implementadas de modo individual o grupal de acuerdo a las características de los consultantes.

Tratamiento Psiquiátrico

En el curso del tratamiento podrían evidenciarse síntomas psiquiátricos provenientes del consumo de drogas o de alguna patología psiquiátrica asociada, que requieran de un abordaje específico. El mismo está a cargo del Psiquiatra de nuestra comunidad y consistirá en el tratamiento farmacológico apropiado con sus controles diarios.  La duración del mismo variará según la evolución y remisión de la sintomatología que se presentase.

Terapia vivencial

El objetivo principal de las terapias vivenciales es ampliar el autoconocimiento y la auto apreciación, en relación con los demás mediante la provisión de una intensa experiencia afectiva en la comunicación abierta de sentimientos y diferencias. Una vez centrado en la experiencia inmediata, la información importante se obtiene a partir del comportamiento actual con otras personas, acentuándose la naturaleza holística de la interacción humana en los sistemas relacionales.

  • Se realiza en un espacio controlado y seguro para expresar sentimientos asertivamente.
  • Fomenta el autoconocimiento y autocontrol constructivo de los sentimientos.
  • Reduce la tensión propia de la convivencia en comunidad, con el fin de mantener las relaciones interpersonales en relativo equilibrio.

En estas terapias, intervienen personas ya reintegradas a la sociedad que han superado el mundo de las drogas.

La terapia vivencial grupal o incluso individual resulta útil por tres aspectos principales;

  • En primer lugar, el grupo permite compartir y sentirse identificado con otras personas.
  • En segundo lugar, el grupo multiplica la capacidad de aprendizaje. Con él, aumenta el número de interacciones y el tratamiento contempla mucho más que la relación terapeuta-paciente.
  • En tercer lugar, la terapia se convierte en un espacio donde es posible hacer ensayos relacionados con los cambios de conducta aprendidos; el grupo se convierte en un “paso intermedio”.  La persona dispone de un escenario en el que podrá poner en marcha una nueva praxis de un modo espontáneo.  Además, la presión grupal ayuda a fomentar dichos cambios.  El formar parte de un grupo facilita el compromiso individual.

En grupo se realiza diariamente, y los participantes expresa sus emociones y sentimientos hacia algo o alguno de los miembros de la comunidad. Esta acción hace que las personas comiencen a estar en contacto con sus emociones e interioricen cada una de sus vivencias generadoras de sentimientos, en busca de mejorar su estado anímico y las relaciones con el entorno y las personas, es un momento en donde los residentes pueden ser sinceros consigo mismos y con los demás.